Misión:¡Dibújame un borreguito!

Posted on Posted in Blog

Hola, les saludo por primera vez en este blog, contento por tener el privilegio de platicarles cosas y novedades de nuestro querido mundo de la decoración, especialmente en esta vez les hablaré sobre la importancia de las clases de dibujo.

….

Seguramente reconocieron la frase que encabeza esta entrada: “¡Dibújame un borreguito!”; Es la petición, mas bien la demanda que le hace el pequeño Príncipe a el aviador en el Famoso libro de Antoine de Saint-Exupéry, El principito.

Como recordarán, en el libro, un aviador se queda varado en medio del desierto. De repente, de la nada, se le acerca un pequeño niño, que resulta ser el principito. Y sin mediar saludo, le pide al aviador que le dibuje un borreguito. El aviador, que está sorprendido por la presencia de este niño en medio del desierto, intenta averiguar algo sobre el niño, pero el principito es inflexible, y continúa una y otra vez repitiendo su exigencia, haciendo caso omiso de las palabras del aviador.

….

Finalmente, el aviador cede, y se dispone a realizar el dibujo. Pero surge otro problema: el aviador no sabe dibujar. Recuerda que de niño hizo un par de dibujos, que para él eran maravillosos, pero la crítica de los mayores a quienes se los mostró terminaron con su joven carrera de dibujante, y desde entonces se dedicó a otras cosas.

Así que nuevamente intenta explicarle al principito que él no puede dibujar. Pero el principito, como todo niño, continúa con su tiránica demanda. De nuevo, el aviador cede, pues ya no encuentra otra opción. Comienza a dibujar.

Por supuesto que sus primeros intentos son rechazados por el principito, y el aviador se ve obligado a intentarlo varias veces, hasta que, contra toda esperanza de éxito, logra hacer un dibujo que complace plenamente a su exigente cliente.


Y todo esto, ¿Qué tiene qué ver con un curso de dibujo?

Cuando comienzo un curso, siempre hay alguna persona, o varias, que aseguran NO SABER DIBUJAR. Y tienen la plena convicción de que jamás lo lograrán. Yo, a la manera de un bastante más crecido principito (y por supuesto nada rubio y aún menos rizado)les pido, sin embargo, que dibujen.

Vencidas sus iniciales resistencias, se disponen a hacerlo; y sucede el milagro: dibujan.

Una y otra vez he visto a alumnos vencer sus iniciales temores y realizar dibujos de los que ellos mismos se sorprenden.

¿Cual es el truco? No hay truco; no hay que HACER ALGO en especial; de hecho se trata más bien de DEJAR de HACER ALGO: se trata de dejar de pensar; de dejar de pensar que no podemos.

El aviador se queda sin opción; y debe dejar de pensar que no puede. Y lo logra.

….

Recordemos este poema del Dr. Christian Barnard:

Si piensas que estás vencido, lo estás.

Si piensas que no te atreves, no lo harás.

Si piensas que te gustaría ganar pero no puedes, no lo lograrás.

Si piensas que perderás, ya has perdido.

Porque en el mundo encontrarás

que el éxito comienza con la VOLUNTAD del hombre.

Con esta reflexión me despido de ustedes, agradeciendo su amabilidad y paciencia al leer esta entrada.

Hasta la próxima.

DCG Agustín Velázquez

Prof. de Dibujo y pintura. CADE

One thought on “Misión:¡Dibújame un borreguito!

  1. Gracias por este mensaje de PODER ES QUERER, no estancarnos en el no puedo y pasar de largo. Saludos y nuevamente. Gracias. 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *